lunes, 10 de marzo de 2014

ME CASO ... NOS VAMOS DE DESPEDIDA

Organización de despedidas


Se va acercando la treintena y cada vez que alguno de tus amigos propone una cena en su casa o insiste en quedar los cuatro, ya sabes que tienes una boda. Y así de repente, empiezan a casarse todos tus allegados y tú sólo piensas en tu vestido, tu peinado, lo guapa y radiante que quieres estar, y como no, el gasto que supone. Ellos por el contrario sólo piensan en la despedida y en cómo se lo van a pasar en la boda. Y no es que a ti no te seduzca irte, es que nuestro enfoque es diferente.

Todos queremos divertirnos, y no me gusta distinguir, pero a nosotras nos importa más el sitio, a poder ser para tumbarnos a tomar el sol, en la playa o en la piscina, y sí, nos gusta la fiesta, queremos salir a darlo todo, pero nos preocuparemos más de estar ocupadas también durante el día y aprovechar el tiempo con la novia. A la mayoría de vosotros os gustaría que vuestra despedida fuera “Resacón en Las Vegas” o al menos asistir a una de ellas. Un plan destroyer, lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas.




Así que por regla general, la planificación de la despedida cambia, como también lo hace según la edad. En los últimos años, la tendencia de una noche loca, con espectáculo erótico, mil y un abalorios con forma genital y un agujero en el bolsillo y en la memoria, ha cambiado. Igual la razón es que la edad media de contraer matrimonio es más elevada, con lo cuál las despedidas también han madurado. Ahora queremos pasar una noche o un fin de semana fuera de casa, con tus amigos más cercanos, disfrutar de la ciudad a la que vamos, de la gastronomía, de sus noches de ocio y todo ello con la mínima inversión.

A falta de algo parecido a Las Vegas en España, nos decantamos en verano por Ibiza, con diferencia, ofrece todo el sol que quieras tomar y toda la fiesta que puedas aguantar. El resto de las Islas Baleares, como Mallorca, suelen ser destino de alemanes o británicos. En invierno, la ciudad más visitada es Salamanca, su cañeo con tapa a bajo coste, unido a mucha fiesta universitaria, lo hacen ideal. Barcelona, es elegida sobre todo por italianos, clima cálido, playa y mucho que visitar, unido a sus vuelos de bajo coste, la hacen perfecta para un fin de semana. Lisboa, Roma o Londres suelen ser elegidas por españoles o franceses.

Volviendo a nuestro país, Valencia y Alicante son también muy visitadas por los futuros esposos, buscando buen clima, playa y vida nocturna. Santiago es una opción muy parecida a la de Salamanca. Logroño, es esa gran desconocida, que se está abriendo paso como una opción no sólo gastronómica. Sus excursiones a viñedos, cata de vinos, la calle Laurel y el ocio nocturno, la están erigiendo como uno de los destinos alternativos más importantes de España.

Hay multitud de ofertas y packs para las despedidas, sin embargo también puedes organizarlo a tu manera. Internet, es nuestra salvación en este caso, las casas rurales, los apartamentos y los hostales se convierten en los lugares preferidos para descansar. Las fiestas en barco, los SPA, la risoterapia y el turisteo suelen ocupar el tiempo de las despedidas de soltera. Las capeas, el paintball o el karting, suele ser escogido por ellos. También está la opción de no hacer nada, tomar el sol, sentarse en un bar o en una terraza, sirve para ambos.

No olvidemos las despedidas conjuntas, particularmente no soy muy fan de ellas, poner de acuerdo a demasiada gente siempre implica desacuerdos y la división del grupo. Si bien es cierto que se reduce el número de gente en total, abaratando gastos para los invitados.

Y así cómo hemos modificado el destino y lo que hacemos con el tiempo en las despedidas, también hemos evolucionado en el estilismo. Los disfraces han quedado exclusivamente para los novios, amén de que la mayoría de discotecas no te dejan entrar con ellos, los invitados prefieren una camiseta recordatoria. En cuanto a la elección del disfraz, no hemos cambiado mucho, seguimos queriendo ridiculizar a los novios, paseándolos por las calles y poniéndoles a prueba con mucho sentido del humor.

Así que si tenéis que organizar una despedida, no olvidéis seguir unos sencillos consejos: elegir un sitio cercano, bonito para visitar, con buena gastronomía, gran fiesta nocturna y asequible para todos. Lo importante es disfrutar con tus amigos, al fin y al cabo, los novios no pagan.

¿Y tu, cómo quieres que sea tu despedida?