lunes, 24 de febrero de 2014

VIAJANDO A ROMA

Plaza Venezia



Es uno de mis destinos favoritos y al que sin duda volveré, supone un viaje al pasado y como una de las capitales del turismo mundial, ofrece multitud de sitios para visitar, así que puede ser abrumador decidir lo que ver y lo que no, por escasez de tiempo.

Según los días que penséis pasar, puede ser interesante comprar la tarjeta Roma Pass. Yo la he utilizado en otras ciudades y ha merecido la pena. Es una tarjeta de turista para eventos culturales que ofrece descuentos y servicios, libre acceso a los medios de transporte, incluyendo conexiones desde y hacia aeropuertos de Fiumicino y Ciampino. Su precio ronda los 34€ por persona. En cualquier caso, informaros antes de comprarla en la página web http://www.romapass.it/

Podéis empezar la visita por la Plaza Venecia, situada en el centro de Roma, toma su nombre del Palacio Venecia. La plaza se sitúa a los pies de la colina del Capitolio y cerca del Foro Romano. Aquí se encuentra el monumento a Victor Manuel II. Si seguís la calzada llegaréis al Coliseo y al Foro Romano. Entrar dentro del Coliseo es una de las experiencias más bonitas que he vivido, es un lugar fascinante y creo que el monumento más impresionante de Roma. Si hacéis la visita guiada, os sumergiréis en el mundo de los gladiadores y sus luchas a muerte y conoceréis los pasadizos secretos que van desde el Foro Romano hasta el Coliseo .

Pasear a continuación por el Foro Romano y Palatino nos da una idea de cómo era la vida pública y comercial de la antigua Roma, es la ciudad original. Desde el monte Palatino se puede ver el Circo Massimo. Cuando yo visité Roma, en el Foro Romano había una réplica de la famosa estatua de la Loba Capitolina amamantando a Rómulo y Remo, actualmente la original se encuentra en el Museo Capitolino. Si realizáis esta visita al atardecer las vistas son impresionantes.

      En cuanto a las Basílicas Mayores, hay cuatro en Roma: Santa María Maggiore, San Giovanni in Laterano, San Pablo Extramuros y San Pedro del Vaticano, no perderos la de Santa María Maggiore, ni la de San Giovanni con su obelisco en la plaza. Tengo que decir que si pretendéis entrar a las basílicas, debéis llevar la ropa adecuada, faldas largas o pantalones y camisetas que no sean de tirantes, de lo contrario no te dejarán entrar, aunque en muchas de ellas te facilitan una especie de estola para cubrirte los hombros. Esto es muy importante si vais a visitar la Basílica de San Pedro.



Santa María Maggiore



San Giovanni in Laterano

























      




   Todos los miércoles sobre las 10:30 de la mañana, tiene lugar en la Plaza de San Pedro, la audiencia papal. Se permite la entrada, previa reserva gratuita y sino, se puede estar fuera del vallado sin problema. Se celebra una misa multitudinaria. Es una oportunidad de ver al Papa. Eso si, si aprovecháis para visitar por dentro la Basílica, suele haber mucha más cola por la audiencia. Entrar a la Basílica de San Pedro merece la pena sólo por ver la Piedad de Miguel Ángel, protegida por un cristal debido a un atentado sufrido y por supuesto la Capilla Sixtina en el Palacio Apostólico de la Ciudad del Vaticano, es indescriptible y os animo a que os dejéis impresionar.


Plaza de San Pedro del vaticano


Basílica de San Pedro



   A escasa distancia de el Vaticano podéis encontrar el Castillo de Sant'Angelo conocido como Mausoleo de Adriano, es una fortaleza situada en el margen derecho del río Tiber, si tenéis tiempo suficiente entrar a verlo, pero si vais con los días contados existen otros lugares que no os podéis perder como la Plaza del Pópolo, la Plaza España y la Plaza Navona con su mercadito.


Castillo de Sant'Angelo





Plaza España



























Fontana di Trevi
Mención especial merece la Fontana di Trevi y sobre todo de noche. Llegar a esa plaza tan pequeña que alberga esa gran fuente, es un espectáculo al que no puedes faltar, sin olvidarte de lanzar una moneda de espaldas y pedir un deseo. Seguro que os preguntáis cuál es el destino de las monedas, en la primera mitad del año 2012 se recaudaron más de 540.000 euros, los voluntarios de Cáritas las recogen para fines benéficos. Alrededor de la plaza hay varias heladerías donde probar los famosos helados italianos, de los mejores que he comido y además generosos con la cantidad.

Otro de los sitios que admirar es el Pantheon de Agripa, recomiendo entrar y firmar en el libro de visitas. Es especialmente bello y se conserva tan bien que tienes la sensación de viajar al pasado, su construcción circular con el óculo en el centro, dejando entrar la luz, seguro que os va a encantar.

Una de las cosas que no se suelen hacer por falta de tiempo es un recorrido por la Villas, si tenéis tiempo, a mi me gustó mucho, particularmente Villa Albani. Básicamente es caminar entre jardines y edificios de la época bastante bien conservados. Como tampoco se visitan mucho las termas, y yo recomendaría la Terma de Diocleziano y su museo. La visita es bastante amena, aunque no deja de ser lo mismo, esculturas y demás restos arqueológicos.

Otra de las alternativas para pasear por Roma son los Jardines del Pincio que tienen unas preciosas vistas panorámicas a Roma desde donde ver la Basílica de San Pedro o la Plaza Venecia, ver el atardecer desde aquí puede ser una bonita manera de finalizar el día.


Vista panorámica desde los jardines del Pincio


He dejado para el final, uno de los rincones con más encanto de Roma, el barrio de Trastevere. Recomiendo ir con tiempo para perderse por sus calles estrechas, con característico encanto medieval. Separado del centro de la ciudad por el río Tiber, ofrece un montón de lugares que visitar como la colina del Gianicolo con sus edificios Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, Ponte Sisto, Santa María in Trastevere, San Crisogono, Santa Cecilia in Trastevere o la Isla Tiberina en el centro del río. Es el único lugar de Roma que queda de la época medieval y un lugar ideal para comer pasta y pizza, la mejor de Roma cocinada en hornos tradicionales de piedra. Podéis visitar su página web http://trastevereroma.com/.

         Aquí os dejo otros enlaces de interés dónde podéis encontrar información:


http://www.turismoroma.it/

http://www.disfrutaroma.com/
http://es.catholic.net/ para las audiencias papales.
http://www.vatican.va/

Nos vamos de compras!

Después de una larga jornada cultural, no hay nada mejor que recorrer los mercadillos más tradicionales que te ofrece Roma y dónde podrás comprar desde artesanía típica de la zona hasta ropa más alternativa y lugareña.

El de Porta Portese en el Trastevere es uno de los más famosos, tiene lugar los Domingos, y en él puedes encontrar productos fabricados en piel como bolsos, bisutería, calzado, ropa, antigüedades, bicicletas, accesorios de cocina y jardinería y un sinfín de objetos de segunda mano. Toda la información la podéis encontrar en http://www.portaportesemarket.it/.

Si queréis comprar ropa de segunda mano y alternativa, el de Vía Sannio, cerca de San Giovanni in Laterano es el ideal, además ofrece artículos para acampada, pesca, caza y demás actividades al aire libre. Abre los Lunes y Sábados por la mañana.

Otro de los mercadillos más visitados es el de Campo de fiori, cercano a la Plaza Navona, los Lunes y Sábados por la mañana. Es un mercadillo de especias, fruta y verduras y por la noche es un espacio muy concurrido por los romanos.

Lo último en tendencia de mercadillos son los “pop-ups”, que son efímeros y el de Circolo degli Artisti es un ejemplo. Se celebra cada tercer Domingo de mes, en Vía Casilina Vecchia. Es un espacio que da oportunidad a artistas noveles, mezclando modernidad y antigüedad. Ofrecen todo tipo de productos curiosos.

No nos olvidemos de Il Mercantio, mercadillos en garajes repartidos por toda Italia, que están aumentando su fama. Se puede encontrar prácticamente de todo a unos precios asequibles. Para encontrarlos lo mejor es preguntar a los lugareños.

Y por último un clásico, el de Ponte Milvio que tiene lugar el segundo y cuarto Domingo de mes, de 9:00 a 18:00. Por ser un clásico ofrece productos de artesanía y anticuario.

Más información sobre los mercadillos de Roma la encontraréis en el blog http://mercadillosandmarkets.blogspot.com.es/ o en las siguientes páginas web:

http://www.disfrutaroma.com/compras

http://www.minube.com/tag/mercadillos-roma-c1878


MUSICAL


Si visitáis Roma sobre la tercera semana de Julio, acercaros al barrio de Trastevere, se celebra la Festa de Noantri, fiesta tradicional en honor a la Virgen del Carmen, con sus espectáculos musicales, danza popular, actividades culturales y espectáculos pirotécnicos.

Como novedad, el Tramjazz, un viaje a bordo de un tranvía de 1947, convertido en restaurante móvil. Durante el trayecto no sólo se ofrece una cena romántica por las calles más bellas de Roma sino conciertos de artistas más contemporáneos acompañados de jazz. EL viaje comienza en la Porta Maggiore, lugar de fin de trayecto también. Toda la información la podéis encontrar en: http://www.tramjazz.com/

La mayoría de los teatros se encuentran en el centro de la ciudad, Teatro Argentina, cerca de la Plaza Campo de Fiori, Teatro Sistina, junto a Plaza España, o el Teatro Valle.

El Auditorio siempre está en constante movimiento, y en verano tiene lugar el la “Estate Romana”, el Verano Romano, donde se ofrecen conciertos de música, ballet, teatro, cine y otros eventos culturales al aire libre, como el festival “Tocata y Fuga”, que recorre las plazas más importantes de la ciudad con su espectáculo de ballet y música.

CULTURAL

Roma ofrece además de arte, muchísimos jardines y parques espectaculares, repartidos por toda la ciudad. El Departamento de Medio Ambiente de Roma, propone multitud de visitas guiadas a Parques y Villas como: Villa Pamphili, Parque de los Mártires del Fuerte Bravetta, Semenzaio di San Sisto, Villa Celimontana, Villa Torlonia, Villa Borghese, Parque de la Serenísima. Aunque la mayoría son gratuitos y puedes visitarlos a tu aire.

VIDA NOCTURNA

Existen numerosos locales de ocio nocturno. Uno de los barrios con más movimiento es Testaccio, situado entre la Vía Marmorata, las Murallas Aurelianas y el Tíber. Lleno de pubs donde pasar una divertida noche de fiesta.

Otro de los barrios con actividad nocturna es San Lorenzo, más alternativo y no tan turístico como Testaccio, conocido como el barrio de los estudiantes, San Lorenzo ofrece vida diurna y nocturna por igual, abriendo sus locales de ocio y tiendas de artesanía.

Si lo que queréis es una velada más chic, no podéis perderos Vía Veneto, con variados restaurantes. Esta calle es uno de los escenarios de la película de los años 60, la “Dolce Vita”.

Antes de viajar a Roma es recomendable visitar su página web de turismo:






Es hora de comer!

Seguro que Roma os ha abierto el apetito con la abundancia de restaurantes y puestos de comida rápida que hay repartidos por toda la ciudad.

Si lo que buscáis es un restaurante con comida de calidad y decorado como si vivieras en la antigua Roma, sin duda La Taberna, en Vía del Lavatore, al lado de la Fontana di Trevi, es vuestro sitio. El trato en mi caso fue excelente así como la comida, todo ello en un fantástico entorno que propició una velada muy especial. El precio, eso sí es de medio a alto.

Para comer, La medusa, cercano al museo del Vaticano ofrece menús a precios asequibles. La comida está muy buena y el trato es bastante familiar.

En general, exceptuando algunos sitios por el precio, se come bastante bien en Roma, eso si te gusta la pasta y la pizza.


Ahora sólo queda disfrutar de vuestro viaje!!!!!